¿Qué hacer con lo que tenemos y hacemos para Dios?

– Josue 1:1-9

Luego de 40 años en el desierto, Israel al fin llega a la Tierra Prometida. El trabajo de Josue era dirigir a Israel a la conquista de un nuevo territorio y ser su líder.

En nuestra vida, Dios nos llama para trabajar para Él. Dios no nos ha llamado para salvación solamente (de ese ser el caso, nos hubiese llevado directo al cielo para estar con él), sino que nos llamó para expandir Su reino y santificarnos.

No solamente nos llama a asuntos ministeriales en la iglesia, sino que TODA nuestra vida es un ministerio. El propósito de Dios es que cumplamos con nuestro llamado de trabajar para él.

Dios en su soberanía pone a sus hijos en diferentes áreas para poder llegar a otros. Si Dios te dio un talento, trabajo o habilidades, es para que las uses con gozo y para su gloria. Si tienes trabajo, es porque Dios soberanamente lo proveyó para que lo hicieras para su gloria y expandir su reino. Lo mismo es en la universidad donde estudias, el deporte en el que te dedicas, a la comunidad que le dedicas tiempo. En fin, todo lo que te dedicas en hacer debe ser para Dios.

Pero, ¿Cómo podemos cumplir con nuestro propósito o llamado que ejercemos para Dios?

I. Meditando en Su Palabra (v.7-8):

La Palabra de Dios apunta a una sola persona, CRISTO. El propósito de Dios es que seamos semejantes a él en todo lo que hagamos. Pero para poder conocer a Dios y relacionarnos con él, hay que ir a su Palabra.
¿Como vamos a conocer los propósitos de Dios y ser semejantes a Cristo y no meditamos y estudiamos las Escrituras?

Ahí esta todo lo que necesitamos saber sobre Dios. La misma es infalible y inspirada por Dios (2 Tim. 3:16) y nos dirige por medio de ella (Sal. 119:103). Meditar en su palabra conlleva a un tiempo de oración, ya que necesitamos hablar con él y depender de él.

La misma nos enseña a cumplir conforme a lo que hacemos:

• A ser hijos honrados

• A ser buenos empleados

• A ser excelentes atletas

• A cumplir como padres

• A como ser líderes

• A como ser estudiantes

*Y la lista sigue…

II. Nos exige Valentía y Esfuerzo (v. 6,7-9):

Según el pasaje, Josue tenia una gran tarea como lider militar de Israel. Requería que diera todo y que tuviese coraje al hacerlo. Eso lo hizo a él un lider digno a seguir. Josue habría de dirigir a Israel a conquistar la Tierra Prometida. Pero no lo haría solo, sino que Dios estaría con él. 

En lo que hagamos, hay que dar el mayor de los esfuerzos, no porque Dios nos recompensará o va a mirarnos, sino que ya está con nosotros. El propósito de nuestro esfuerzo es para glorificarlo a él y que otros vean que lo hacemos con esa razón.  

Si, el esfuerzo trae recompensa, pero la misma no es el fin, sino glorificarlo y gozarnos de lo que hacemos. Nadie quiere esforzarse durante toda su vida en algo que no lo llena.  

También tener valor, esto es para aprender a enfrentar lo que se nos va a tropezar para poder cumplir con el propósito de Dios. Al igual que Josue, tenia sociedades paganas como obstáculo, y no podía volver atrás. Josue fue encomendado a enfrentarlos, y no solo, sino con Dios a su lado.

Dios nos pide que tengamos valor en nuestro llamado porque habrán enemigos que intentarán detener la obra y robarte el gozo en lo que haces. Estos son la ideología del mundo, Satanás, y mayormente el pecado que enfrentamos a diario. Abstenernos y rechazar lo que no nos deja cumplir con lo nuestro y poder honrar a Dios.

III. Confiando en sus promesas y su soberanía (v. 5,9): 

Josué tenia la tarea de enfrentarse a fuerzas paganas para llegar a la Tierra Prometida. Hay presión en el asunto. Pero Dios fue claro cuando le dijo que estaría con él dondequiera que estuviese.  

Hay que tener en cuenta que Dios no se aleja de nosotros, sino que está presente y todo lo que pasa tiene propósito. Él es soberano y tiene control de todo. Él es fiel y no nos abandona. Cada vez que estemos ejerciendo nuestro llamado, recordemos que él está presente y que no importa lo que pase, él lo tornará para bien.  

Al igual que Josue, nosotros tenemos llamados particulares para el beneficio del pueblo de Dios y la expansión del mismo. Pero hay que conocer a Dios, relacionarnos con él por medio de Cristo y ejercer nuestra labor como para él. Al tener en cuenta esto, muchos verán nuestro esfuerzo y coraje y Dios abrirá puertas para que podamos llevar su Palabra y modelarla.  

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s