¿Cuál es tu pensar sobre Dios? ¿Cómo crees que Él trabaja en la vida del ser humano?  

 “16 Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría.

17 Así que discutía en la sinagoga con los judíos y piadosos, y en la plaza cada día con los que concurrían.

18 Y algunos filósofos de los epicúreos y de los estoicos disputaban con él; y unos decían: ¿Qué querrá decir este palabrero? Y otros: Parece que es predicador de nuevos dioses; porque les predicaba el evangelio de Jesús, y de la resurrección.

19 Y tomándole, le trajeron al Areópago, diciendo: ¿Podremos saber qué es esta nueva enseñanza de que hablas?

20 Pues traes a nuestros oídos cosas extrañas. Queremos, pues, saber qué quiere decir esto.

21 (Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo.)

22 Entonces Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, dijo: Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos;

23 porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio.

24 El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas,

25 ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas.

26 Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación;

27 para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros.

28 Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos.

29 Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres.

30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

32 Pero cuando oyeron lo de la resurrección de los muertos, unos se burlaban, y otros decían: Ya te oiremos acerca de esto otra vez.

33 Y así Pablo salió de en medio de ellos.

34 Mas algunos creyeron, juntándose con él; entre los cuales estaba Dionisio el areopagita, una mujer llamada Dámaris, y otros con ellos.”

– Hechos 17:16-34

Esta es una de las historias que más me fascinan en la Biblia. Relata el viaje misionero de Pablo a la Antigua Grecia. En el mismo podemos ver la veracidad e impacto de las Escrituras en la historia de la humanidad. Sobre todo, vemos un encuentro entre pensamientos, culturas y religiones en este relato.

Pablo se encuentra en Atenas, la ciudad donde provienen los filósofos ilustres de la historia. Tales como Sócrates, Platón, Aristóteles y otros que aportaron a los pensamientos seculares de hoy en día. Incluyendo los sistemas políticos, y pensamientos y doctrinas humanistas, donde el hombre es el centro de todo. Además, relata la historia que habían templos dedicados al culto a los dioses griegos de aquel tiempo.

Pablo estaba inquieto al escuchar y ver la idolatría y la necesidad que tenía esta gente de escuchar el Evangelio. Al escuchar a Pablo exponer el mismo en la sinagoga judía, los filósofos seculares se llenan de curiosidad. Ellos eran personas que les gustaba escuchar nuevas ideas y enseñanzas, estos vinieron e invitaron a Pablo al Areópago para que expusiera y defendiera el Evangelio. La historia menciona dos grupos de filósofos de gran importancia para ese tiempo. Los Estoicos y los Epicúreos (v. 18-21).

Epicúreos

  • Decian que la meta del hombre es evitar el dolor.
  • Materialistas, pero no negaban la exisistencia de fuerzas sobrenaturales o un ser supremo. Pero que este ser supremo no se involucraba en asuntos humanos.
  • Creian que la naturaleza no fue creada, sino que siempre ha existido.

Estoicos 

  • Panteistas: Dios era todo lo creado (Diferente a la omnipresencia de Dios).
  • Enseñaban que el fin del ser humano es tener dominio completo de si mismo al punto de que el dolor y el placer fuesen irrelevantes.

En la religión de la antigua Grecia estos seres supremos eran conforme a la imagen de lo creado. Al no poder explicar ese Ser Supremo que operaba todo, crearon dioses conforme a los atributos humanos y a la creación (v. 29). Como Zeus, Hades, Poseidón, Cronos, etc. Pero estos eran igual de falibles según los relatos de la mitología griega. Lo que hacía que muchos dudaban o no tenían una idea de por sí de quien era Dios, pero innatamente sabían que había un Ser por encima de lo creado (v.21-23). Pablo conocía esto y partió desde el relato de la creación para poder darles a conocer a ese Dios que ellos no conocían de manera directa. Pablo hacia esto con los gentiles (Rom. 1:18-32). Luego de exponer la creación y el problema del pecado, concurría a la solución, que era el Evangelio de Cristo y su obra. El punto de la historia es que vemos gente con un mal concepto de Dios y como relacionarnos con él.

Hoy En Día

Hoy en día vemos gente con un pensar similar. En el caso de nuestra cultura, todos saben o tienen una idea sobre Dios. Hasta el más insensato sabe que hay un Dios Todopoderoso. Como hay otros que niegan su existencia (ateo), no están seguros o le es irrelevante (agnóstico), o que existe, pero no interviene con la historia humana o asuntos terrenales (deísta). Pero hoy hay ciertos tipos de personas que vemos a diario:

  1. La persona que no niega la existencia de Dios, que es Todopoderoso, pero vive una vida como si El no tomara en cuenta lo que hace o como si no existiera. A estos le llaman “ateos prácticos”.
  1. El individuo que cree en Dios, pero detesta la iglesia y no cree en la Biblia. Estos dicen que su vida no necesita ser confesada y que su relación con Dios no depende de nada ni nadie. Lo cual es contrario a las Escrituras. Tiene su vida planificada y toma decisiones sin tener en cuenta a Dios.
  1. También está la persona que no niega la existencia de Dios, pero solo acude a Él o pide a un creyente cercano a que interceda por él cuando está en aprietos.

Estos pensamientos, no son muy diferentes a la antigüedad. Somos en algún sentido, deístas. Pero, ¿Con que persona nos podemos identificar?

El Rol del Creyente ante esta Situación

Pablo estuvo lleno de intriga y celo por la gran comisión y por el poder del Evangelio, traspaso barreras religiosas, sociales y culturales por el mismo (v.16-18). A nosotros hoy en día nos toca hacer lo mismo. Pero si miramos el relato de las Escrituras podemos imitar a Pablo en la situación:

  1. Partiendo desde la Creación y como esta fue corrompida (v. 22-24):

Todos creen que Dios creo todo, pero se les olvida que esta misma fue corrompida a causa del primer ser humano.

  1. Esa desobediencia causo que el ser humano se apartara de Dios (v.25-27):

El hombre cayo en pecado y se hizo enemigo de Dios por a causa del mismo (Ef. 2:1-3; Rom. 3:10-18,23). Viviendo una vida sin tomarlo en cuenta o buscando de sus beneficios, pero sin tenerlo a Él por completo.

  1. Para buscar y restaurar al ser humano envió a su único Hijo a morir para satisfacer su propia ira (v.18-21):

Jesucristo vivió la vida perfecta, haciéndose un sacrificio perfecto para satisfacer la ira de Dios y su juicio sobre la humanidad (Rom. 3:24; Jn. 3:16-18).

  1. Al creer y reconocer que esto fue a causa nuestra, reconocer que lo necesitamos y arrepentirnos de nuestros pecados (v.29-31):

Dios manda a todo hombre a que se arrepienta y vaya a los pies de su Hijo y crean en El. Esto nos da una nueva vida en la cual vivimos para agradar, amar y glorificar a Dios. Nos llama a tener una relación personal con El (Ef. 2:6-7,8-10).

  1. Estar preparados para exponer y defender la Verdad (v. 19-22):

Siempre habrá oposición, dudas, preguntas sobre la verdad. Pablo estuvo preparado tanto como para exponerla como para ver los resultados. Pero Dios nos manda a predicarla y defenderla. Esto incluye nuestro testimonio, nuestra relación con Dios, cultivar los frutos del Espíritu, estudiar la Palabra y orar. (Judas 3-4,21-23; 1 Pedro 3:15)

La manera en que vivimos y como pensamos refleja lo que sabemos y conocemos de Dios o si en realidad conocemos a Dios. Muchas personas tienen una idea de Dios y viven conforme a eso. Nosotros los creyentes vivimos una vida conforme a la Palabra de Dios y le servimos. Pero muchas veces una mala teología conlleva a una mala práctica. Podemos llegar hacer algunas de las personas mencionadas. Primero, examinémonos diariamente conforme a las Escrituras, así poder presentar la verdad a otros con convicción de la persona de Jesucristo según revelado y no lo que os conviene.

Para reflexionar, ¿Cómo ves a Dios en tu vida? ¿Crees que tu vida refleja al Dios soberano y lo tomas en consideración al tomar decisiones, o piensas que tu vida corre sola y Dios no interviene?Relacionado al tipo de personas o teístas que mencione anteriormente, ¿Con cuál te identificas? 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s